Programa Universitario para Adultos 50 y Más, pionero en México

0
32
  • De 2016 a la fecha, hay un crecimiento de 600 por ciento en el número de usuarios

Puebla es uno de los diez estados con mayor población de adultos mayores en el país; supera la media nacional según el Perfil Sociodemográfico de Adultos Mayores del INEGI. Con el Programa Universitario para Adultos 50 y Más, la BUAP atiende a este segmento de la población, a través de una variada oferta académica de talleres, cursos y diplomados, cuya pertinencia se refleja en un crecimiento de 600 por ciento de usuarios en tres años.

      Creado en 2016 como una alternativa de educación formal, no formal e informal para adultos de 50 años en adelante, a la fecha se han impartido 136 cursos con el apoyo de facultades y docentes de la BUAP y se han inscrito alrededor de 2 mil personas, cifras que demuestran la aceptación del programa por parte de este segmento poblacional para continuar su formación.

      Estructurado a partir de ejes transversales -internacionalización, humanismo, atención a la diversidad, compromiso social, flexibilidad y equidad de género-, el programa brinda una oferta académica mediante talleres, conferencias, cursos y certificación de competencias, en los cuales los usuarios tienen la opción de diplomarse en alguna de las tres áreas de especialización: Multidisciplinario en Arte, Cultura y Bienestar; Historia y Patrimonio Cultural; y,  Desarrollo y Crecimiento Humano.

        A lo largo del año tiene tres ediciones: primavera, verano y otoño. En su inicio, otoño de 2016 tuvo un total de 54 alumnos y alumnas y 65 inscritos, ya que algunos participantes se registran en más de un curso. En la última convocatoria, verano 2019, se logró un alcance de 339 alumnos y 462 inscritos.

          El éxito del programa ha quedado demostrado no solo en el crecimiento significativo que registra en tres años de operación -600 por ciento-, sino también por la variada participación de adultos que van de 40 a 90 años de edad, con una mayoría importante en el rango de 50 a 70 años.

        De acuerdo con datos emanados del seguimiento del programa y su impacto, el porcentaje más alto de usuarios tiene estudios de licenciatura -977 personas-,  y en orden subsecuente, con maestría -279-, técnico -227- y educación media superior -225. En números más bajos se encuentran aquellos que solo tienen escolaridad básica.

        Planeado en cuatro fases, el paso siguiente es la impartición de estudios de pregrado. Para el 2020 se proyecta que el programa sea reconocido por la calidad y pertinencia de los servicios de educación formal, no formal e informal, para los adultos que deseen seguir estudiando.

Un proyecto pionero en México

De acuerdo con Marco Antonio Árcega Domínguez, responsable administrativo del Programa Universitario para Adultos 50 y Más, se trata de un proyecto pionero en México en la atención de adultos mayores, ya que si bien otras instituciones de educación superior cuentan con este tipo de oferta académica, el de la BUAP además de ser incluyente -integra necesidades e intereses-, tiene una particularidad: es flexible y propicia la movilidad porque se trabaja en coordinación con las unidades académicas y administrativas, y reconoce la experiencia de los adultos.

“Dos años de investigación local y nacional demostraron la pertinencia de un programa académico, cultural, social, artístico, de desarrollo humano y comunitario, dirigido a personas de 50 años de edad y más”.

        Como docente del curso de Historia de Puebla, el doctor Carlos Contreras Cruz, director de Educación Continua de la BUAP, describe así su experiencia: “Los alumnos son muy abiertos, muy parlanchines, en comparación con los de licenciatura o posgrado, donde los estudiantes son mudos, se esconden”.

           En su opinión, “fue un acierto de la administración del Rector Alfonso Esparza Ortiz haber aprobado este programa, porque nunca antes nos hubiéramos acercado a este tipo de población, jamás”.

         Al describir los cursos como amenos y subrayar el valor de la tecnología que permite que todo sea más visual y se agilice el aprendizaje, recalca: “Es muy importante que los profesores tengan empatía directa con los alumnos y eso se hace en parte por la edad. Conmigo hacen chistes, cuentan su vida,  anécdotas, que a lo mejor no se atreven a hacerlo con personas que son muy jóvenes”.

Además de conocimientos, los cursos me han dado seguridad, autoestima, alegría

De acuerdo con el Conapo, para el 2050 México tendrá una población de 150 millones 837 mil 517, y para entonces se habrá incrementado la esperanza de vida a 79.42 años, así como el envejecimiento de la población. Prueba de esto último es que si en 2010 la población de 60 años y más representaba 6.2 por ciento del total, para 2015 creció a 7.2, y hoy representa casi el 10 por ciento. Por ello, los programas como el Universitario para Adultos 50 y Más son necesarios para elevar la calidad de vida.

          “Venir a los cursos me ha dado, además de nuevos conocimientos, seguridad, autoestima, alegría”, expresa una mujer asidua a estos servicios. Otra más, declara:  “Soy mejor persona, más auditiva, más ordenada, leo más, me levanto más temprano, retomé el estudio, cuido lo que como y hago ejercicio”. Una más: “En lo familiar he recibido comentarios positivos, me preguntan qué estoy haciendo para verme tan bien en el aspecto anímico. Se incrementó mi grupo de amigos”.

           La oferta de este otoño es de 30 talleres y cursos, entre los que destacan los talleres de “Celular inteligente” y “Computación”; los cursos de Inglés, Fisioactívate, Historia social de Puebla, Nutrición 50 y más, El arte tridimensional: de lo clásico a lo digital, Cosmovisión, y Ciencia y religión en el mundo prehispánico, entre otros orientados a lo académico, la salud, la recreación y el desarrollo integral.

          El Programa Universitario para Adultos 50 y Más será presentado el próximo noviembre en el XV Congreso Nacional de Investigación Educativa COMIE-2019, como un proyecto que refleja el compromiso social de la Máxima Casa de Estudios en Puebla.

No hay comentarios

Dejar respuesta