El Molote Poblano 

0
69

Este molote no es el de siempre, está de luto por la impotencia de ver como un niño, un hermoso niño de apenas 9 años que ayudaba a su abuelo como viene viene en San Pedro Cholula, simple y sencillamente recibe de la nada un artero impacto que lo priva de vivir y de seguir adelante con la luz que proyectaba.
Se trataba de un niño como cualquier otro, vivo, sonriente, travieso, con una voluntad que se le nota cuando agita sus brazos para avivar con orgullo el viene viene de su abuelito y de pronto, alguien escudado en la oscuridad, alguien impune sin saber cómo ni porqué, activa un arma estúpidamente y hiere mortalmente a Santi.
La indignación se apoderó de este Molote y de la editorial de este diario, toda vez que no se ha hecho nada al respecto para dar con el responsable y acusarlo de homicidio en primer grado y refundirlo como se debe, en la cárcel.
Es ya demasiado que nuestra autoridades no sean capaces de resolver ni de poner la atención debida en los asuntos sensibles que lastiman cada vez más a la sociedad poblana. Y ha llegado demasiado lejos y pronto la ciudadanía empezara a tomar la justicia por su mano como ocurre con los asaltantes callejeros ya.
Lamentablemente, no sólo es deprimente la actuación de Claudia Rivera Vivanco al frente del ayuntamiento de la capital poblana, no sólo ella es víctima de sus propias decisiones, ahora también un hombre que ha ganado popularidad gracias al pueblo que lo eligió, un hombre que gracias a ese pueblo que lo conoció dando las noticias en Televisa Puebla, que lo hizo famoso y que gracias a esa popularidad pudo alcanzar la alcaldía de San Pedro Cholula, se hace bolas y piensa “yo no mate a Santi” “yo que?”, Grandísimo imbécil.
Luis Alberto Arriaga ha pasado de ser el hombre al que el pueblo quería y admiraba a un inverbe estúpido que no sabe qué hacer con algo tan agudo como el asesinato de un hermoso escuincle que por trabajar con su abuelo recibió la injustica de una bala. En un territorio gobernado por él.
Dónde está la fiscalía poblana? Dónde están las autoridades? Dónde están los medios de comunicación?? Qué demonios está pasando que nadie hace nada,… ya vieron el video?? Dónde está Luis Alberto Arriaga el hombre que siempre sonríe y a quien todos aman? No existe, es una broma como las demás, acaso no les produce terror, indignación y ganas de matar al que disparó esa bala y a quienes lo encubren?? Que cobardía… Que poca madre…
Nos hemos caracterizado en este diario por ser críticos y hemos tratado de hacer divertida siempre la columna del molote, sin embargo la forma en que Santi perdió la vida, nos hace escribir ahora con indignación para que los ediles de los lugares donde nos movemos diariamente renuncien, Claudia, Luis Alberto, Leonor, ya por favor; váyanse a sus casas a disfrutar de su dinero y de sus bienes y permitan que haya gente capaz y con vocación de servicio público para innovar, para poner orden, para activar sistemas de seguridad y de justicia, porque esto está cada vez más jodido. Uds está claro… no pueden. Ya no nos engañen, dejen de ganar dinero a costa de la voluntad del pueblo que si confió en ustedes.
Esta vez no habrá burlas, ni sorna, ni sarcasmos, esta vez, nos vestimos de luto y abrazamos la actitud de una criatura que sólo estaba ahí, parado… moviendo sus brazos para ayudar a alguien desconocido a sacar su auto, un niño que agitaba su alma para ayudar a su abuelo y que no pudo levantarse más después de esa noche.
Exigimos justicia, exigimos que el gobernador y el presidente AMLO hagan algo por Santi, que encuentren al culpable y lo encierren de por vida. Que encierren a Luis Alberto Arriaga si es que está encubriendo a algún familiar o conocido, exigimos que la familia de Santi sienta y sepa que se hace algo por la injusta y alevosa forma en que privaron de la vida a su niño.
Qué habría pasado si fuera su hijo lector, o el del presidente municipal, o algún sobrino de la desafortunada Claudia. Piense y ayude con sus opiniones, no permitamos que esto quede impune.
Hoy, la política, las elecciones, los candidatos, las porquerías de Claudia, la caída de imagen de López Obrador, los aciertos de Barbosa, la BUAP, hoy… todo eso sobra. Lo de hoy debe ser encontrar y exponer al asesino de Santiago. Exponer la ineptitud y estupidez de Arriaga y no olvidar que nuestros hijos, sobrinos y mujeres salen todos los días a una calle cada vez más violenta.
Ofrezco disculpas por ensombrecer así esta columna. Ojalá que como la bala que le dio a Santiago, nuestras palabras le den al blanco en alguien que sepa qué hacer ante tanta ineptitud e injusticia.

No hay comentarios

Dejar respuesta