El camote democrático

0
141

Oraleeeeee arrancaron las campañas y la cosa se puso buena. A pesar de las impugnaciones y denuncias de miembros de su propio partido, Barbosa se impone y ya es el candidato.

Encuestas lo dan como virtual ganador con un margen cómodo pero las elecciones no se ganan con encuestas. El efecto AMLO ya no pesa tanto y, de hecho, inicia a disminuir por las actuaciones de presidentes municipales morenistas. En la capital Claudia sigue viviendo el sueño de lo impensable y sus colaboradores y parientes se equivocan con frecuencia. Para empezar no colaboran con luisMi. En fin, no deberían confiarse.

La foto de campaña llamando a la reconciliación es un grave error pues abraza a una mujer parecida a la fallecida Martha Ericka Alonso.

Enrique Cardenas logró sumar a los residuos del PAN y otros dos mini partidos. Su arranque aburrido deja ver que al académico le faltan tablas para hablar en público. Lo mandaron a perder y lo va a lograr.

El ex partidazo presentó a un entusiasta Jimenez Merino que se hizo acompañar del inefable Mario Marin asunto que se ve como error ya que el PRI debería evitar traer a la memoria popular su actuación. El vale regresó del más allá para coordinar la campaña.

Adiós al gordito y simpático oaxaqueño, Javier Casique y a todo el grupo de Enrique Doger a quien el accidente del 24-12 lo agarró a punto  de ser nombrado Secretario de Salud por El morenovallismo.

Nos esperan casi dos meses de dichos y promesas en medio de la triste feria de Puebla.

El camote democrático

No hay comentarios

Dejar respuesta